ONGI ETORRI! BIENVENIDO! BIENVENU! WELCOME!… ¡NUEVO CURSO!

nuevo-curso

«PARA QUE LUEGO DIGAN QUE ESTO ES FÁCIL»

Así empezaban algunos de sus sketches los famosos humoristas Faemino & Cansado; las nuevas generaciones quizás no los tengan en su nómina de referencias memorables, pero para los que crecieron en la tele de los ochenta, el tambaleo exhausto de un Carlos Faemino nada más empezar (¡agotado desde el inicio de la actuación!), después de echar un bailoteo entre la rumbita de barrio como intro, vaso de coñac en una mano y cigarro en otra, marcó una importante diferencia. Y tenía razón, hacer reír no es nada, nada fácil…

El inicio de curso de este año, como el del anterior, lo hemos trasladado a Francia, a Iparralde, más concretamente, a la ciudad playera de Saint Jean-de-Luz. En el marco del Festival L’Artha 2014, profesores, alumnos y personal de la escuela, ha comenzado la temporada desarrollando un trabajo de paisajismo efímero que finalizará hoy, viernes 19. El diseño y la elaboración conceptual nos venía dado por parte de un grupo de profesionales y profesores de la escuela que han trabajado en el proyecto desde su génesis ideológica. El resto de profesores y los estudiantes, fundamentalmente, está haciendo un trabajo físico, de esfuerzo… cansancio, sudor y ejercicio.

No asociamos nuestro oficio al sudor real (error), «el que mancha la ropa», y demasiadas veces se nos olvida que las cosas cuestan, no son tan fáciles como parecen; diseñamos círculos en planos, dibujados a la perfección, que se convierten por la vía de la representación, en círculos de arena de 4 metros de diámetro (parte de la instalación), por ejemplo… ¿Cuánto nos cuesta «planificarlos», dibujarlos, 2 ó 3 minutos desde nuestra silla del estudio? Pero cuando nos hemos puesto a «hacerlos de verdad», a dar veracidad al proyecto… ¿en qué se han convertido esos círculos? en duras horas de trabajo y esfuerzo; esa es la parte que cuenta de un proyecto, que se convierta en realidad y forme parte del mundo. Si no es así, el diseñador no es más que una especie de «vendedor de promesas».

Queridos nuevos y veteranos alumnos, renegar o intentar evitar el esfuerzo y el sudor de vuestro trabajo, os hace más débiles; y lo extraordinario es que todo esto es perfectamente compatible con el disfrute, la risa, el desarrollo personal y la satisfacción del oficio, porque en el ser humano creativo de verdad, lo «bien hecho» (de hacer lo que corresponde, o incluso mejor) nunca pasa factura al sacrificio, jamás.

«PARA QUE LUEGO DIGAN QUE ESTO ES FÁCIL».