TALLER DE DISEÑO COMERCIAL: PRESENTACIÓN PÚBLICA DE RESULTADOS

Como ya adelantamos desde nuestra página, uno de los trabajos que iban a formar parte del currículo del curso, el proyecto diseñístico de escaparates comerciales en Trintxerpe/Antxo en relación al festival Ikuska de cortometrajes de Pasaia, tomó cuerpo y forma el pasado miércoles 12 con la apertura por parte de los dueños de los establecimientos y los propios diseñadores, de los espacios, ya decorados e involucrados argumentalmente con el tema central de las intervenciones: el cine, como no podía ser de otro modo.

Desde las 5 y media de la tarde y hasta la hora de cierre del último establecimiento, una comitiva de alumnos diseñadores, profesores de Kunsthal, ciudadanos y representantes de Trintxer Kulturala y de la asociación de comerciantes Laurak Bat (e incluso en Trintxerpe, con banda musical folk de acompañamiento, dotando a la escenografía de aires entre neorrealistas y almodovarianos) fueron local por local, descubriendo al público las diferentes propuestas creativas que se encontraban detrás de unos papeles de estraza que las ocultaban… “el misterio” se iba desvelando progresivamente, empleando aires cinematográficos, en la medida en que la tarde avanzaba y se iban inaugurando los escaparates de los comercios. En este caso, ir descubriendo los diferentes «misterios» puede tener premio, ya que por mediación de un concurso popular, las personas que vayan adivinando las diferentes películas reflejadas en los escaparates, podrán participar en un sorteo para disfrutar de un fin de semana en una casa rural; motivaciones, sinergias y dinámicas sociales que inciden positivamente en un ánimo del tejido urbano castigado, de un tiempo a esta parte.

Para terminar, solamente una apreciación que merece la pena reseñarse; los resultados pueden verlos en forma de paseo o compras por el barrio de Trintxerpe o por Pasai Antxo; les animamos a que lo hagan. Pero lo realmente importante es que en un período corto de tiempo (ni mes y medio desde la primera reunión comerciantes/estudiantes diseñadores), una institución escolar (su alumnado y profesorado), un colectivo de personas y establecimientos motivados, y unas asociaciones culturales y gremiales conscientes de los momentos que corren, inciden de forma directa en la vida de las ciudades, en sus gentes, en la prosperidad emocional de los lugares, y de forma efectiva (y eso es algo que se lo debemos reconocer a nuestro alumnado) se responde a, nada más y nada menos, el reto de diseñar 18 espacios de escaparates, 18, con presupuestos mínimos y prestaciones low cost.

Enhorabuena a todos los agentes implicados.