Desde sus inicios profesionales ha trabajado como diseñador ayudando a negocios y personas en el desarrollo de proyectos de marca e interactivos. Su trabajo siempre ha estado ligado con las tecnologías y estrategias digitales, desarrollando productos y transformando experiencias.

Tras más de 12 años en Barcelona trabajando con profesionales, agencias y estudios de diferentes disciplinas, en 2016 dió al salto con su propio estudio, RFS, orientado al diseño y desarrollo de experiencias digitales. Proyectos que se basan en la colaboración y el aprendizaje continuo entre estudio, cliente y personas usuarias.

Amante de la música y la comida, fuentes de constante inspiración, desarrolla su actividad entre Donostia y Barcelona, combinando el Diseño, la docencia y la formación.

ricardofelix.es